Jano · 07/01/2017

    Eh tú, tío, tía, qué pasa,
    nada sería distinto si me acordara de los nombres,
    tampoco para vosotros, que tampoco recordáis el mío,
    y así empieza el año ab urbe cóndita,
    2769 desde la fundación.

    Oye, colega, ¿qué tal?
    ¿cómo va eso, mis muy queridos amigos de la calle?
    Nuestra tertulia, hilvanada con dos o tres idiomas
    es como la ciudad, íntima y ajena:
    de antes, durante y después.

    Así como enero es Jano, dios de los principios y los finales
    así también nosotros somos acceso,
    eh tú, tío, tía, qué pasa,
    no estaríamos más cerca si nos diéramos nombres,
    nada lo está nunca por tan poca cosa.



    Madrid, enero.


— Jesús Gómez Gutiérrez

/


Comentarios

Ayuda Textile