Ser · 16/01/2017

    Perro del Norte por donde llega la niebla
    que se queda a morir en la ciudad,
                                                    aquí no ve nadie.

    Perro tumbado contra el cuerpo encogido
    de millones de hambrientos en las estaciones de Europa.

    Perro a las afueras de una manta,
    mordisqueando los hilos de la civilización.

    Perro tú que no eliges ser perro/ y perro yo
    que elijo ser perro por hacer compañía,
                                                    ya no sirve ser hombre.





    Madrid, enero.


— Jesús Gómez Gutiérrez

/


Comentarios

Ayuda Textile