Por lo que pueda pasar · 07/09/2020

Cómo va eso, tío
pienso de pensar mirándome los pies
mientras tú te miras los tuyos
al otro lado.
Estamos en un banco del Metro,
has hecho lo mismo que yo (desde que no queda otra)
con las tías:
sentárme dándoles la espalda
por lo que pueda pasar.
Cansa, eh, que siempre te consideren culpable
de vete a saber qué,
la desconfianza, a veces el desprecio,
sobre todo y por encima de todo
su miedo
aunque sea comprensible de noche
y bajo tierra,
nación precaria.
Pero aquí somos hombres los dos,
con una diferencia:
que tú eres negro y yo blanco,
así que eres tú quien me da la espalda
por lo que pueda pasar.
Cómo va eso, tío
pienso de pensar con los cascos puestos
porque ahora nos ponemos los cascos para no oír.
Eres más joven que yo, no sé cuál es tu mundo,
pero sospecho que los dos
odiamos éste.


Madrid, septiembre.


— Jesús Gómez Gutiérrez

/


Comentarios

Ayuda Textile