Los caprichos de Chávez · 11/11/2007

«Decía Benjamin Disraeli que un país no tiene amigos ni enemigos, sino intereses. Es un buen punto de partida para entender las relaciones internacionales, siempre y cuando se recuerde que los intereses de un país y los intereses de sus gobernantes no son necesariamente idénticos. Para empezar, los segundos tienen temperamento y a veces, aunque resulte difícil de creer, ilusiones.

»La ilusión de Hugo Chávez es el mundo. Cuenta con el apoyo de la mayoría de los venezolanos y podría cambiar la estructura del país, pero la política interior se le queda tan corta que usurpa las funciones de todos sus ministros de Asuntos Exteriores. América, Oriente Medio, África, cualquier lugar es bueno para ganarse un espacio en los titulares de la prensa internacional. Si existe un problema, se aprovecha; si no existe, se inventa. Lo único sorprendente del revuelo causado ayer en la Cumbre Iberoamericana es el objeto de sus críticas, José María Aznar, quien seguramente le agradecerá el empujón mediático.

»Chávez no es el primer líder político que abusa de la demagogia; ni siquiera es un demagogo excepcional en América Latina. Pero a diferencia de la mayoría, sus excesos verbales no responden tanto a necesidades internas como a la necesidad de alimentar su imagen entre un sector muy determinado de la izquierda. Aznar no organiza las manifestaciones de estudiantes en Venezuela. Aznar no dirige a los críticos del partido único «bolivariano». Aznar no estaba presente en la Cumbre Iberoamericana ni tenía relación alguna, hasta donde sabemos, con ninguna de las cuestiones que se estaban tratando. En boca de Chávez, Aznar es el comodín que asegura el aplauso y el cierre de filas de sus seguidores en ausencia de Bush o de la enésima confabulación contra su persona.

»Es posible que los caprichos del presidente venezolano tengan un precio bajo, por no decir inexistente, en materia de política internacional; a fin de cuentas, el petróleo tiende a limar asperezas. Pero no se puede decir lo mismo del efecto que tienen en el sector al que afirma representar. Lo último que necesita la izquierda latinoamericana es una dosis extraordinaria de mesianismo y desprecio por la democracia y sus formas.

»Chávez debería recapacitar. Aunque sólo sea por otra de las máximas de Disraeli: que el destino de un hombre está escrito en su carácter.»

Tribuna de opinión en el diario Público (España, domingo 11 de noviembre).


— Jesús Gómez Gutiérrez

/


Comentarios

  1. me parece que deben sacarse las anteojeras capitalistas y reconocer los verdaderos procesos revolucionarios. Quitense la pipa de la boca y dejen su scotch a unalado, aparten el sillon , pequeños burgueses que no saben un cuerno de America latina ni de sus lideres. ah, quedense con su rey, se lo regalamos, que ya bastante daño nos ha hecho.

    — nestor · 12 noviembre 2007, 16:44 · #

  2. No sé que decirte, Néstor, yo soy muy republicana pero la verdad es que especificamente este rey de España no ha hecho nada en América Latina. Pero si hablas de los Reyes Católicos, tenemos que remontar más de 500 años para que tu crítica tenga algún sentido. Sobre la opinión de Jesús en este artículo, creo que cualquiera puede opinar lo que sea sobre lo que quiera en América Latina o en Burundi. Las opiniones se vencen con argumentos, no con descalificaciones personales.
    Y quien te escribe este comentario es una latinoamericana abstemia de alcohol… Pa que no digas que también soy una europea que toma scotch… heheheh

    — guima · 12 noviembre 2007, 18:13 · #

  3. Los exabruptos de Chávez no son nada nuevo. La diarrea verbal chavista no se yergue en argumentos, y mucho menos en “proceso revolucionario”, como igenuamente nos los señala Néstor. Hechos son lo que se necesita, no insultos ni canciones.

    — Roberto · 12 noviembre 2007, 19:29 · #

  4. El razonamiento hace al socialismo y obviamente que es la materia que le hace falta a Chaves y sus seguidores. Estoy de acuerdo con Jesús en sus comentarios porque los que creemos y trabajamos por una sociedad modelo no debemos justificar las irracionalidades de un personaje que no tiene nada que envidiarle en su esquizofrenia y patanería al mismo Bush

    — César · 12 noviembre 2007, 23:37 · #

  5. ¿Vais a tirar por la borda todo lo que ha hecho Chavez porque según decís le gusta tener protagonismo?

    — Wese · 13 noviembre 2007, 00:37 · #

  6. Seguir echando mierda a la revolución bolivariana que os quedan cuatro días y a ti menos en ese periodico. No sabes ni donde estás, que la pelota te va a picar cerca.

    — Iskra · 13 noviembre 2007, 03:28 · #

  7. Efectivamente, la izquierda no necesita que se pierdan las formas democráticas. Bien al contrario, necesita que se profundice en la democracia. Sólo eso puede evitar el riesgo de los totalitarismos de izquierda. Ignoro si, como dice Guima, el rey “no ha hecho nada” en América Latina, no me consta. Sí me consta, por contra, que los ancestros de Néstor son corresponsables del saqueo de ese continente. Es que yo no creo en la inocencia de nadie, tampoco en la de los héroes revolucionarios de los pueblos latinoamericanos. Sólo profundizando en la democracia podemos evitar los posibles gulags en ese continente. Tal vez sea por eso que tu mensaje, Néstor, me da un poco de miedo. No puedo sustraerme a la idea de que intentas excluir a los otros. Que usas el lenguaje para excluir al otro, para evitar el debate, para clausurar la reflexión. Y aunque siempre me resulte sorprendente, debo reconocerlo, ese horror totalitario habita en nuestros, el mío también, corazones de izquierda. A ello sólo podemos oponer nuestro cerebro de izquierda, el cuidado en las palabras, el discernir y diferenciar. Y todo eso, por qué no, regado con un buen vino. Los placeres moderados tienden a evitar los excesos represivos.

    — Ricardo · 13 noviembre 2007, 12:43 · #

  8. Porque acuden a la amenaza para defender lo indefendible. Chavez no ha hecho nada por si mismo, únicamente se ha valido de la coyuntura petrolera para saciar sus ansias de poder y protagonismo en la historia del ser humano. La tolerancia señores, nos ayuda a comprender y poder observar con objetividad el desarrollo de nosotros como seres humanos, no seamos complices de un aprendiz de fascista.

    — César · 13 noviembre 2007, 15:38 · #

  9. Este pequeño burgués deja su whisky al lado para decir un par de cosas:

    1) Todo, hasta las descalificaciones personales, tiene su espacio y sus formas. Pero si sustituyen a la argumentación, vuestros mensajes no llegarán nunca a Malasaña en pruebas.

    2) Un recordatorio para las cinco o seis personas que ya han tenido ocasión de comprobar el punto anterior: ocultar nombres reales y direcciones de correo no basta para ocultar un rastro en Internet. Si queréis ser Trolls decentes, mejorad la técnica.

    En cuanto a lo demás,

    Para Wese: El único que puede tirar algo por la borda es el propio Chávez, dado que se le presupone responsable de sus políticas y de sus actos. Por mi parte, te ruego que vuelvas a leer el texto e intentes encontrar algo remotamente parecido a lo que insinúas. Ni siquiera lo encontrarás en el capítulo del protagonismo, puesto que ya digo que el presidente venezolano no me parece un demagogo excepcional en su ámbito.

    Iskra (buen apodo, por cierto): No se cuántos días me quedarán en «ese periódico» ni en ninguna otra parte, pero ese tipo de cosas no me quitan el sueño ni desde luego dictan mis opiniones.

    Un abrazo a todos, y sigamos la recomendación final de Ricardo

    Jesús

    Jesús · 13 noviembre 2007, 19:42 · #

  10. Quizás no tenga nada que ver, pero estos comentarios pro y en contra me hicieron recordar un poema del escritor chileno Jorge Montealegre:

    Alta poesía

    Todos los vecinos de mi barrio duermen siesta,
    pero hay chicos que golpean puertas fastidiando:
    piden pan y no dejan
    escribir los mejores poemas sobre el hambre.

    Salud!
    Una pequeña burguesa más.

    — L. · 13 noviembre 2007, 22:32 · #

  11. Pienso que los eructos que algunos dirigen a Jesús, siempre con el antifaz, tienen una explicación lógica: si dieran la cara quedaría retratada la pobretería intelectual de tales sujetos. De manera que deben emboscarse en un disfraz de ropavejero. Saludos abstemios de un fumador de “celtas cortos”. López Bulla

    José Luis López Bulla · 14 noviembre 2007, 10:07 · #

  12. Dejó dicho Arquíloco unos 650 años antes de que nos visitase aquel hijo de Dios que convenció a tantos de la necesidad del sufrimiento:
    «Nada curo llorando y nada empeoraré
    si me afano en gozar de la alegría» El ala y la cigarra Ediciones Hiperión, 21.

    ¿Tendrá algo que ver ese pensamiento con el nacimiento de la democracia?

    — Ricardo · 14 noviembre 2007, 22:24 · #

  13. Soy extremadamente proletario, requetecontra proletario como se diría acá en Chile, mi país… Nadie me podrá acusar de pequeño burgués o de que soy reformista o algo por el estilo, quienes me conocieron en la cárcel por luchar en contra de la dictadura de Pinochet y la falsa democracia que hoy nos gobierna, menos… ¿Y saben qué? Apoyo a Jesús Gómez… y aunque muchas veces no comparta el 1 ó 2 por ciento de sus opiniones creo que tiene argumentos suficientes

    Arnaldo Pérez Guerra · 15 noviembre 2007, 04:25 · #

  14. Lo que lamento profundamente es que hemos vuelto a perder la oportunidad de debatir sobre qué entendemos por auténtica democracia, cómo pensamos que podemos avanzar hacia ella. Y, lo más importante, hacerlo con Jesús y con Néstor; con todos ustedes. Con los que invierten parte de su tiempo en leer esta página, señal inequívoca de un deseo de saber; con los que escriben, no menos inequívoca señal de un deseo de acción.
    En fin, otra vez será.

    — Ricardo · 15 noviembre 2007, 07:49 · #

Ayuda Textile