Nocturno IV · 12/06/2009

Cuando no estás

tampoco hay otra cosa,

nada, nadie,

oscuridad sin rasguños

silencio

y sólo las formas que se presenten

y el acecho en calidad de invitado.

Como no estás

tampoco hay otra cosa,

pero eres tú quien no puedes verme,

tú quien no me imaginas

tú quien se pregunta

qué ha sido esa ráfaga

dónde está el sonido del reloj.


— Jesús Gómez Gutiérrez

/


Comentarios

Ayuda Textile